Se presentaron 6.100 candidatos y sólo ocho de ellos han sido elegidos. Cuatro mujeres y cuatro hombres formarán parte del proceso de entrenamiento, de dos años de duración, para realizar misiones en la órbita cercana a la Tierra. Incluso podrían viajar a Marte. Esta es la primera vez que la Agencia Espacial estadounidense incluye al mismo número de mujeres que de hombres en su plantilla.

 “Ellos saben que en la NASA hacemos las cosas a lo grande, somos muy ambiciosos”, asegura el administrador de la NASA, Charles Bolden. Según Bolden, está convencido de que esta nueva remesa de astronautas podrá viajar a Marte.

 El grupo seleccionado tiene entre 34 y 36 años y ha sido elegido después de pasar una serie de estrictos criterios académicos, operativos y físicos. “Tienen diferentes experiencias y aptitudes que aportarán mucho a los existentes astronautas”, comenta Bolden. Estos ocho integrantes, que formaban parte del Ejército de Estados Unidos, recibirán formación sobre aviación y pilotaje.

 Para la instrucción, el equipo se ha trasladado junto con sus familias a vivir a Houston, donde se encuentra el Johnston Space Center, sede central de la NASA donde se desarrollará la mayor parte del entrenamiento.

 Redacción (Agencias)