Pues sí, la comida que tiramos se puede reflejar con números. La Comisión Europea ha avisado del despilfarro de comida de los ciudadanos. Cada consumidor tira a la basura unos 179 kilos de comida. Y por si fuera poco, los restaurantes españoles desperdician más de 63.000 toneladas.

 Con estos datos tan preocupantes, y para combatir el llamado “desperdicio alimentario” La Asociación Valenciana de Consumidores y Usuarios ha editado un decálogo con medidas para evitar que la comida acabe en la basura. Lo ha hecho con la colaboración de una conocida cadena de supermercados española. A continuación te mostramos algunos trucos.

 La compra: debemos planificar el menú semanal. Tenemos que planificar cuántos comensales hay y cuántos platos a cocinar. En definitiva, hacer la conocida lista de la compra. Así nos ahorraremos comprar comida innecesaria.

 La cuenta: fijar un presupuesto máximo para el carrito de la compra y no salirse de ahí. “Tirar comida equivale a tirar dinero”.

 El plato: servir raciones justas y no excederse. Lo que se queda en el plato casi siempre va a la basura. La Asociación de Consumidores aconsejo congelar la comida restante.

En el restaurante: pedir con moderación. Además la Avacu nos invita a copiar la costumbre de muchos países europeos: llevarnos a casa la comida que nos sobre en el restaurante.

 Redacción (Agencias)