No todo son malas noticias para Lady Gaga, que últimamente parecía estar bajo la influencia de un mal de ojo, como veremos más adelante. Hace poco la cantante neoyorkina tuvo que operarse las caderas tras una inflamación, pero esta semana ya ha sido sorprendida en tacones y con abrigo de peluche por las calles de su ciudad natal.

La cirugía de Gaga tuvo lugar el pasado 20 de febrero y obligó a la cantante a cancelar el resto de sus presentaciones del “Born this Way Ball Tour” en Estados Unidos y Canadá. La cantante, después de la operación, se hizo con ‘Emma’: una silla de ruedas Louis Vuitton bañada en oro de 24 quilates y confeccionada en piel.

Y como decíamos al principio, a Gaga parece que le persigue una maldición en el último mes. Hace poco, un hacker publicó sus cuentas y las de Angelina Jolie. Entre los datos publicados: teléfono, direcciones, e incluso recibos del coche. ¡Toda una reliquia para sus fans!

Sin embargo, no fue lo último que le tocó sufrir a la artista: el pasado domingo 31 de marzo tuvo que sufrir la muerte de su abuelo materno, Joseph Germanotta. El padre de Cynthia, la madre de Lady Gaga, falleció a los 88 años de edad, y este miércoles ha recibido sepultura junto a sus familiares queridos.

Tras todos estos traspiés, esperemos que a partir de ahora le vaya todo genial a Gaga y podamos verla de nuevo en cualquiera de sus valientes shows.

Redacción (Agencias)