“Un mundo de colores” es tu sexto trabajo. Curioso porque ninguna de las canciones se llama así.

No, lo que pasa es que he vuelto con muchos colores, con mucha alegría y positividad. Y eso me apetecía reflejarlo en el título de este álbum. Quiero con mi música se convierta en un bálsamo para toda esa gente que lo está pasando mal en estos momentos, que con ella se olviden de sus problemas aunque sea por un rato y levantarles la autoestima por las mañanas.

¿Qué paso adelante crees que has dado con este disco?

El haber dado a cada canción un sonido diferente. De ahí también el título de este trabajo, creo que, a pesar de ser un disco pop, cada canción tiene un sonido diferente.

Un disco muy positivo, que sin embargo, habla mucho de desamor. Incluso una canción habla de “Soledad”.

Sí, de esa soledad que siempre rodea a los artistas, te aseguro que existe, que es real. Es totalmente cierta. Tienes muchas personas alrededor a lo largo del día: fans, periodistas, gente de tu discográfica… pero a veces, uno no sabe si son realidad o son parte del espectáculo.

¿El transmitir esta positividad resulta más fácil cuando a uno le van bien las cosas como es tu caso?

La verdad es que personal y profesionalmente estoy viviendo un momento maravilloso, pero todo lo que está pasando te aseguro que también me está tocando muy de cerca. Tengo familiares y amigos que están pasando una situación crítica. Por eso, si algo quiero, es animar esa gente a que saquen una sonrisa y que la conviertan en su aliada. Aunque cueste…

¿Cuesta soñar en tiempos de crisis?

Tenemos que intentar convertir esta etapa tan difícil en un periodo de transición en el que consigamos mantener la ilusión por encima de la decepción. Tenemos que transformar todo lo que estamos viviendo en un periodo de cambio, de evolución y de lucha por los sueños. Aunque sea con los pies en el suelo, hay que seguir soñando. No hay que rendirse.

Pincha aquí, si quieres ver el último videoclip de Merche, “Vendré por ti”

Pedro Ángel Sánchez