Un viaje en el tiempo a través de los olores, sabores y las tradiciones culinarias en el Museo Americano de Historia Natural de Nueva York (AMNH) permite descubrir quién eres según lo que comes, pero sobre todo, de qué manera puedes cambiar el mundo a través de los alimentos.

La exposición interactiva “Nuestra cocina global: comida, naturaleza y cultura”, que estará abierta al público hasta el próximo 11 de agosto, aborda la cultura global del presente, del pasado y del futuro, prestando especial atención a los problemas alimenticios más desafiantes de nuestro tiempo.

Según la directora del Centro de diversidad y conservación del AMNH, Eleanor Sterling, hay muchos millones de personas en todo el mundo que no tienen suficiente para comer y en cambio, hay más de mil millones que comen demasiado y sufren sobrepeso. Así, según muestra la exhibición, las mesas del futuro estarán repletas de comida que ahora ni siquiera existe, como insectos cocinados, chocolate respirable o parches para alimentarnos parecidos a los que usan los astronautas y que aportan grandes dosis energéticas.

Estos cambios en la alimentación resultan necesarios cuando hay datos tan significativos como que 100 millones de niños en todo el mundo están por debajo de los niveles normales de peso y que el 30 % de la comida producida no se consume.

Además, en la exposición los visitantes podrán cocinar en una cocina virtual para aprender las técnicas culinarias de cada parte del mundo e incluso mirar en las mesas de los personajes más famosos de la historia para descubrir su auténtica personalidad. De esta manera, se comprueba el viejo dicho “somos lo que comemos”, ya que el tipo de alimentos que predominan en las mesas evidencian la identidad de la persona y el tiempo en el que vivió.

Redacción (Agencias)