Una legación diplomática como las que describe en esta trilogía (la italiana de Madrid) ha sido el escenario elegido por Ken Follett para presentarnos “El invierno del mundo”, la esperadísima segunda parte de “La caída de los gigantes que busca convertirse en el libro de estas Navidades. Todo diseñado y ambientado con un escenario que nos ha trasladado inmediatamente a la época que aborda esta segunda parte de “The Century”, la empresa narrativa en la que está inmerso el autor galés.

Tres libros en los que encontramos los principales hitos históricos que han marcado la historia del siglo pasado a través de los ojos de cinco familias y de tres generaciones distintas que se enfrentan a temas universales como el amor, la guerra, los conflictos políticos… todo –en esta ocasión- desde que Hitler ascendió al poder en 1933 hasta que la URSS estalló la primera bomba nuclear en 1949, hecho que supuso el inicio de la Guerra Fría. España también ocupa un capítulo de la novela con el escenario de la batalla de Belchite, crucial en nuestra Guerra Civil.

El autor confiesa que su misión es vender libros (y entre risas, vender más que J. K. Rowling, ahora que se ha pasado a la escritura para adultos), no dar ninguna lección de historia a sus lectores y –en todo caso- reflexionar juntos sobre los grandes acontecimientos del siglo XX.

A la par, el otro objetivo de Follett es que apaguemos la televisión, la videoconsola y el ordenador enganchado a Internet, que nos dejemos emocionar con su medida “escritura visual” -como él mismo la define- y que al cerrar las tapas del libro terminemos con la sensación de haber aprendido algo que la televisión no ofrece. Pero, la cosa cambia cuando la caja tonta emite la miniserie de alguna de sus obras…

Es una de las “ironías” del escritor ya que su intención es vender los derechos de la trilogía completa para verla convertida en una miniserie (“una película sería muy larga”, confiesa). Eso sí, por deferencia a sus lectores, tendremos que esperar un par de años a que publique el desenlace de The Century, y a que mejore la situación económica para que una productora pueda adquirir el producto. Y más, visto lo encantado que quedó con la adaptación de su obra maestra “Los Pilares de la Tierra”, en sus palabras “maravillosa, muy fiel al espíritu del libro” que fue un éxito editorial mundial, a pesar –confiesa- de que en principio no convencía a los editores: “por qué no un thriller, algo de espías” le proponían.

Follett, galés, simpatizante del Partido Laborista (“no lo oculto”), ateo criado en una familia de fundamentalistas cristianos, confiesa “voy a la iglesia, pero no creo en ella” lo que califica como una de sus “ironías”, y adicto al trabajo. Tanto que justo antes de la presentación, en el hotel ha estado un rato trabajando en la que será la última novela de esta trilogía. Nos adelanta que se titulará “Edge of Eternity” (no se atreve a dar la traducción en castellano, “será decisión de la editorial”) y que abarcará el período en el que se mantiene en pie el Muro de Berlín, desde su construcción en 1961 hasta su derribo en 1989. También tendrá alrededor de mil páginas (no le gusta el relato corto, además la historia da para esas páginas y más), y si pesa mucho para ir en el metro “se puede descargar” de Internet (de forma legal y previo paso por caja, damos por hecho).

Porque él escribe para ser leído, sin importar el soporte “papel, pantalla o audiolibros”, y su ambición: “vender más libros que la última vez”.

Ismael Arranz
@iarranz

 


El invierno del mundo
Ken Follett
Plaza & Janés, 2012
ISBN: 9788401353192
Precio: 24,90 €
eBook: 14,99 €

–> Lee aquí las primeras páginas