Puede que desde la portada del ‘Sticky Fingers’ de los Rolling Stones no se recuerde ninguna polémica en el arte relacionada con calzoncillos o pantalones. La portada, en la que se insinuaba cierta parte del cuerpo de Mick Jagger por debajo de unos vaqueros, fue censurada por el franquismo; y los Rolling decidieron sustituirla en España por una bastante más impactante, como podemos ver en la imagen.

Pero de Estados Unidos, pasando por España, nos tenemos que ir ahora a China. En el este del país oriental, en la ciudad de Suzhou, un nuevo rascacielos -que pretende convertirse en un lujoso centro comercial- ha causado la consternación de medios oficiales e internautas chinos al unísono, que consideran que la peculiar forma del edificio no es la del arco de triunfo que pretendían sus autores, sino la de un par de calzones largos.

El rascacielos, con más de 300 metros de altura, se ha denominado oficialmente “Arco de Oriente”… pero los chinos han preferido darle otro nombre: “los calzoncillos largos”. Y como pasa en todas estas ocasiones (y si no, recordemos lo que pasó con el ‘eccehomo’ de Borja), la causa lleva a la consecuencia: tema principal en Twitter, montajes con Photoshop.

Así, en Weibo (el Twitter chino) los comentarios ingeniosos no se han hecho esperar. “Las empresas de calzoncillos deberían cobrar a los arquitectos el diseño del edificio”, dice uno de los mensajes más populares. Otro usuario ha llegado a la conclusión de que el arte proviene de la vida misma: “¡Son los calzoncillos de nuestro otoño! Nos recuerda lo que está por venir”.

En cuanto a los fotomontajes, en principio la originalidad no ha salido a la luz, pero sí que hemos visto versiones y versiones de varios chinos vistiendo los supuestos calzoncillos gracias al Photoshop. Los usuarios, como era de esperar, han recortado la mitad de su cuerpo para poner en su lugar el rascacielos.

Los medios, sin embargo, no hablan de calzoncillos sino de pantalones. “¿Es un arco o sólo un par de pantalones?”, publica el “Shanghai Daily”, o “Nueva torre de marca pantalones”, ha anunciado el oficialista “China Daily”.

Seguro que los emprendedores chinos más avispados han diseñado ya algún tipo de calzones (de tela de verdad) con la forma del “Arco de Oriente”. O tal vez, unos pantalones. Y qué mejor sitio para venderlos que dentro del mismo arco, ¿no creéis?

Borja Bermúdez-Cañete / Agencias