La fatiga en la conducción causó 112 muertes en 98 accidentes de tráfico el pasado año en España, convirtiéndose en la cuarta causa de siniestralidad, según los datos de la Dirección General de Tráfico ofrecidos en la presentación de la campaña “Un refresco, tu mejor combustible”.

Para la responsable de Tráfico, María Seguí, “el viaje es parte intrínseca de nuestras vacaciones y por eso hay que prepararse para estar en condiciones y disfrutar de ello”.

Con el objeto de reducir las muertes por esta causa, el RACE y ANFABRA han elaborado medio millón de folletos con recomendaciones a los conductores para evitar la fatiga.

Entre esas recomendaciones destacan la ya habitual de parar cada dos horas durante al menos 15 minutos, dejar preparado el coche el día anterior y dormir un mínimo de 7 horas, mantenerse hidratado y no beber alcohol.

Según ese estudio, el 30 % de los encuestados reconoció haberse visto implicado en una situación de riesgo por fatiga o somnolencia al volante y un 72 % admitió haber sufrido episodios de sueño, un 57 % pérdida de concentración y un 40 % de picor de ojos y visión borrosa, todo ello síntomas de conducir con fatiga.

Redacción (Agencias)