Poco le ha durado a Madrid el privilegio de haber acogido el concierto más largo en la carrera de Bruce Springsteen, después de que el “Boss” tocara la pasada noche más de cuatro horas en Helsinki en el último concierto de su gira europea.

Cuatro horas y seis minutos es el tiempo que la web oficial del compositor estadounidense acredita a su último espectáculo en Finlandia, superando así las 3 horas y 48 minutos que duró su último show madrileño, celebrado el pasado 17 de junio en el estadio Santiago Bernabéu.

“Rocking All Over The World”, versión de Status Quo, fue la canción que abrió esta última parada de la gira europea “Wrecking Ball”, en la que se pudo disfrutar de 33 temas. Para acabar otra versión, ésta vez de los Beatles: “Twist & Shout”.

Springsteen y la E Street Band encaminarán ahora sus pasos de vuelta hacia Norteamérica, en concreto hacia Boston (EEUU), desde donde retomarán su gira mundial a partir del 14 de agosto.

Redacción (Agencias)