La Casa Encendida de Madrid ha presentado este martes la exposición “Agua, ríos y pueblos” que, a través de 148 fotografías de 18 destacados fotógrafos internacionales, hace un recorrido a través de los conflictos y catástrofes relacionadas con los recursos hídricos en el mundo.

El objetivo de esta iniciativa es “dar la palabra y la imagen a personas que sufren problemas que merecen ser conocidos y escuchados“, subraya Pedro Arrojo, director del proyecto, profesor del Departamento de Análisis Económico de la Universidad de Zaragoza y Premio Goldman de Medio Ambiente, el equivalente al Nobel en este ámbito.

La fotógrafa noruega Teve Heiskel, especializada en reportaje social y conflictos de agua es la comisaria de esta exposición, que puede visitarse de modo gratuito desde hoy, 9 de mayo, hasta el próximo 28 de junio en la terraza del centro cultural madrileño.

La muestra hace un recorrido a través de algunos de los casos más conocidos, como el de la presa de las Tres Gargantas, en China o la de Narmada en la India, una obra que se paralizó debido al apoyo internacional y de destacadas figuras, entre ellas la escritora Arundati Roy. También plasma otros más desconocidos, como el del río Omo en Etiopía, donde debido a la construcción de una presa hidroeléctrica cinco millares de personas del pueblo Konso fueron desalojadas de sus tierras y desplazadas a territorios de la etnia Bodi, y ahora están en guerra debido a ello.

Las violaciones de los derechos humanos y el uso del agua como arma de guerra ocupan otra de las áreas temáticas de la exposición, entre ellas, el caso de Chixoy, en Guatemala con “una guerra no declarada”, o el de Palestina, uno de los países del mundo con menor acceso al agua en su propio territorio “porque tienen vetado acceder al Jordán y hacer nuevos pozos, sobre todo en la franja de Gaza, una condena a muerte lenta detrás de la que hay un conflicto bélico”, añade Arrojo.

Irene Belmonte – Agencias