“El Festival de un día”, concebido como un “concentrado festivo de cine y música en vísperas de Navidades”, se ha rendido este lunes ante el cine español con varios actos culminados por un interesante concierto. Después de las actuaciones musicales, se ha proyectado el filme “Crebinsky”, de Enrique Otero, que ha sido premiada en la última edición del Festival Cinespaña de Toulouse y que recibió también un homenaje el pasado mes de junio en España por su valiosa labor para dar a conocer el cine español en Francia.

En el marco de este breve certamen, la vicepresidenta de la Academia del Cine Español, Judith Colell, y la subdirectora del Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA), Rosario Alburquerque, han hablado sobre las perspectivas del cine español con los responsables de los festivales de cine español de Cinespaña, en Toulouse, Nantes y Marsella. Tras el encuentro, el director de la programación y vicepresidente de Cineespaña, Patrick Bernabé, ha comentado la gran paradoja que supone que el “cine español es más amado en Francia y en el extranjero que en España misma”.

La creatividad sigue en ebullición y hay grandes actores y muchos primeros filmes en España, por lo que por segunda vez este año se les ha entregado en Toulouse un premio especial, según ha explicado el programador de Cinespaña, primer festival de cine español en Francia y que este año ha recibido a 22.500 espectadores. Por su parte, el director de Espagnolas en París, José María Riba, promotor de este Festival de un día, ha dicho que el homenaje que se ha rendido al Festival de Toulouse ha sido una manera de divulgar en Francia el premio que han recibido en España y también para proyectar el filme ganador este año de la Violeta de Oro, que todavía no ha sido distribuido en Francia.

Irene Belmonte – Agencias