Nació en el suburbio londinense de Hounslow el 30 de enero de 1951 y, desde entonces, ha dedicado prácticamente toda su vida al mundo de la música. Phil Collins recibió con tan sólo cinco años una batería de juguete como regalo de Navidad. Fue el primero de los instrumentos que acumularía (y aprendería a tocar) a lo largo de su vida.

El artista se formó como autodidacta creando su propio sistema hasta los catorce años, cuando comenzó su formación más formal al ingresar en la Barbara Speake Stage School. Collins insistió en su formación musical en detrimento de su futuro como actor y fundó la banda “The Real Thing”, aunque no sería hasta formar parte de “The Freehold” cuando escribiría su primera canción titulada “Lying Crying Dying”. ​

Ya como miembro de la banda “Genesis”, asumió el liderazgo tras la salida de Peter Gabriel en 1975. Seis años después inició su carrera como solista con éxitos tan sonados como “In the Air Tonight”, “One More Night” o “Another Day in Paradise”.


Sus éxitos también han estado directamente relacionados con el mundo del cine pero, no como actor, sino gracias a temas como “You’ll Be In My Heart”, de la película de Disney, “Tarzán”. El tema le valió el Oscar (2000) a Mejor Canción.

En 2011 anunció su retirada del mundo de la música que, finalmente, se traduciría en un descanso de cuatro años, tras regresar en 2015 con un nuevo álbum.

Entre algunos de sus reconocimiento, Collins ha liderado la lista de éxitos estadounidense Billboard Top 100 como cantante en ocho ocasiones, siete como solista y una con “Genesis”.

Atlantic Records cifra en unos 150 millones las ventas correspondientes a su carrera en solitario en todo el mundo.

Redacción (KissFM)