Un equipo de investigadores ha descifrado el motivo por el que la inmunoterapia es efectiva en determinados cánceres de pulmón y ha concluido que aquellos tumores que presentan una huella epigenética concreta responden “muy bien” a la quimioterapia en comparación a los que carecen de ella.

Los tumores con huella epigenética son aquellos que están afectados por el ambiente y la historia del individuo, que influyen sobre la expresión de los genes, concretamente en el conjunto de la transmisión de los caracteres adquiridos de una generación a otra.

Este estudio clínico ha mostrado un patrón que permite predecir la respuesta de la inmunoterapia en el cáncer de pulmón con el anticuerpo anti-PD-1, la inmunoterapia más usada en oncología. Esta huella, a la que los expertos han llamado EPIMMUNE, se encuentra en un tercio de los cánceres de pulmón y presenta un enriquecimiento en los linfocitos T y B.

Redacción (Agencias).