Una rebeca de Kurt Cobain ha sido vendida por 130.000 euros en una subasta. La cifra supera con creces el precio que se esperaba que alcanzara la prenda, que estaba previsto que rondara entre los 36.000  y los 55.000 euros.

La chaqueta es la que llevaba puesta el cantante  en el Unplugged que grabó Nirvana en Nueva York en 1993. Se trata, por tanto, de una prenda icónica y perfectamente reconocible por sus fans.

A la chaqueta, que ahora tiene nuevo dueño, le falta un botón y muestra un evidente desgaste, unos detalles que no han echado atrás al comprador.

 

Redacción (Agencias)