Alejandro Sanz está inmerso ya en la composición de su décimo disco de estudio, un proceso creativo que le está resultando altamente productivo a tenor del elevado número de canciones que maneja a estas fechas, cuarenta.

“Este va a ser un verano de espera”, ha señalado el artista durante una entrevista, en alusión a la composición de ese nuevo álbum y, sobre todo, al inminente alumbramiento del segundo hijo.

Sanz ha presentado hoy en Madrid su primera colección de ropa, Rosas&Beats, que está inspirada en su música y en sus conciertos y con la que ambos inauguran una nueva faceta que pretende ser “de largo recorrido”.

Será de los escasos actos públicos en los que se podrá ver en los próximos meses al cantante madrileño, que ha decidido poner “toda su atención” en la composición del nuevo álbum, por lo que este verano solo ofrecerá un concierto en España, el 22 de agosto dentro del festival marbellí Starlite.

Redacción (Agencias)