El cuidado de los nietos debe ser una “actividad placentera” y no una “carga extra” para las personas mayores ya que, según ha asegurado la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG), esta situación puede provocar, a la larga, problemas de estrés, ansiedad o depresión si los abuelos se ven sobrecargados de actividades y responsabilidades, en detrimento de sus propias actividades.

Y es que, tal y como ha explicado a Europa Press el vicepresidente de la SEGG, Carlos Verdejo, la actual situación económica y la dificultad para conciliar la vida laboral y familiar de los padres, obliga a que cada vez más familias pidan ayuda a los abuelos para cuidar de los nietos, especialmente en horario extraescolar y en vacaciones. De esta forma, en las últimas décadas, los abuelos han asumido un papel “importante” en la organización y funcionamiento de los hogares, así como en la educación de los más pequeños.

Tal es esta situación que diversos estudios han desvelado que la mitad de los abuelos españoles dedican una media de seis horas al día en el cuidado de los nietos, lo que supone que, en muchas ocasiones, les dediquen más tiempo del que les dedican los propios padres.

Redacción (Agencias)