El cantante Alejandro Sanz, vestido de riguroso luto, ha despedido este sábado, rodeado de su familia, a su madre, María Pizarro, que ha sido incinerada en el tanatorio de Chiclana de la Frontera (Cádiz).

Acompañado de su hermano, entre otros allegados, el cantante ha asistido al responso ofrecido en el tanatorio chiclanero, donde ha transcurrido el velatorio de su madre, que falleció la noche del jueves en su localidad natal, Alcalá de los Gazules (Cádiz), a consecuencia de un infarto.

También han asistido al responso, entre otros, la cantante Malú y el presentador Jesús Quintero, que han acompañado al cantante de origen gaditano.

En Alcalá de los Gazules, Alejandro Sanz pasó los veranos de su infancia y su adolescencia y el cantante suele escaparse allí cada año para estar con su familia materna.

Alejandro Sanz compartió hace unos días en su cuenta de twitter su dolor, diciendo que “se fue la jefa” y recordando que “su verdad era de mármol y su candor de piñas verdes”.

Redacción (Agencias)