La moto más rebelde sale a subasta

“Captain America”, la icónica moto de la marca Harley-Davidson conducida por Peter Fonda en la película “Easy Rider” (1969) saldrá a subasta en junio por un valor que rondará según las estimaciones entre 300.000 y 500.000 dólares (de casi 250.000 a 414.000 euros).

El nombre de la moto viene determinada por la distintiva bandera estadounidense pintada en su deposito de gasolina. La compañía tejana Dan Kruse Classics la califican como “la motocicleta más icónica del mundo” y que ya forma parte de la historia del cine estadounidense.

Desde su uso en la película rodada en el 69, la motocicleta ha sido restaurada para autentificarla y ha permanecido guardada durante la mayor parte del tiempo en la ciudad de Austin (Texas), donde se salvó de un incendio que tuvo lugar en 2010.

Los cinéfilos de todo el mundo recuerdan las escenas de la mítica “road movie” que marcó a toda una generación con un joven Peter Fonda con gafas de sol y chaqueta de cuero.