60 años del primer primate en el espacio

El 31 de enero de 1961, el chimpancé Ham se convirtió en el primer primate en viajar al espacio, un experimento con el que se daba alas a la idea de explorar el mundo más allá de la Tierra, ya de la mano de astronautas.

Ham, del centro de medicina aeroespacial de Holloman (Estados Unidos), aprendió a realizar algunas funciones básicas para pilotar la nave. Logró alcanzar una altura de 253 kilómetros y permaneció durante siete minutos en estado de ingravidez.

El vuelo duró apenas 16 minutos y 39 segundos y la cápsula amerizó en el océano Atlántico, a 679 kilómetros de distancia del punto de despegue. Ham se convirtió así, según la NASA, en el primer “halo de esperanza” de que en un futuro próximo los hombres podrían viajar fuera de la Tierra.

Y es que, antes que Ham, la agencia espacial estadounidense ya había experimentado, hasta en seis ocasiones, con el envío de simios al espacio exterior, sin embargo ninguno de ellos pudo sobrevivir al viaje.

Dos meses después, el 12 de abril, la Unión Soviética dio la campanada con el primer vuelo orbital tripulado que protagonizó Yuri Gagarin.

Redacción (Kiss FM)