Reclaman a Bob Dylan parte del dinero obtenido por la venta de sus canciones

El pasado mes de diciembre, Bob Dylan vendió los derechos de todo su catálogo musical a Universal Music Publishing Group (UMPG) por unos 250 millones de euros.

Ahora, la viuda de Jacques Levy, quien fuera puntual colaborador del cantante y fallecido en 2004, ha demandado al artista al considerar que sus herederos no han sido compensados de manera justa.

Según el periódico de New York Post, que ha tenido acceso a la demanda presentada ante el Tribunal Supremo de Nueva York, se reclaman unos 6 millones de euros en concepto de daños por la contribución de Levy al disco “Desire” (1976), en el que escribió la mayor parte de las canciones, incluida “Hurricane”, “Isis” o “Mozambique”.

LA COLABORACIÓN LEVY – DYLAN FUE UNA ANOMALÍA

Bob Dylan no solía compartir el proceso de composición de sus temas. La colaboración entre Levy y el cantante fue una anomalía, apenas siete canciones. De hecho, en 1975 llegaron a un acuerdo en el que Dylan figuraba como propietario total de esas siete canciones en las que colaboró con Levy. Con todo, se decidió que tendría derecho al 35 por ciento de los ingresos que generaran esos temas.

Durante todos estos años, de forma automática, la familia ha ido obteniendo el dinero correspondiente derivado de la explotación de los temas. Ahora consideran que por ese acuerdo también tienen derecho al porcentaje equivalente a lo obtenido por la venta de canciones a Universal.

Los representantes de Dylan se han pronunciado al respecto y han asegurado que los herederos de Levy, “han recibido todo el dinero que se les debe” y han tachado esta reclamación como “un triste intento de beneficiarse injustamente de la reciente venta del catálogo”.