Diques móviles para proteger a Venecia

El faraónico sistema de diques, conocido como MOSE, que se ha tardado más de 15 años en construir para proteger Venecia de las cada vez más frecuentes inundaciones, las conocidas como “aguas altas”, se ha levantado esta semana por primera vez y por el momento está deteniendo el crecimiento de la marea.

Venecia preveía para el día de su inauguración su primer fenómeno de agua alta de la temporada con un fuerte viento siroco de 30-40 km/h y un pico de pleamar al mediodía de 125 centímetros, lo que habría provocado la inundación de algunos centímetros de varias áreas de la ciudad incluida la Plaza de San Marcos.

Las 58 puertas móviles del MOSE se levantaron en una hora y 17 minutos y está previsto que se pongan en marcha siempre que se esperen más de 110 centímetros de agua alta.

La obra consiste en tres barreras submarinas que se elevan para cerrar las tres salidas de la laguna veneciana a mar abierto: Malamocco, Lido y Chioggia.

La obra costó 5.500 millones de euros, muchos más de los que se habían previsto y ha sufrido cuantiosos retrasos, además de escándalos de corrupción.

Redacción (EFE)