La NASA y la compañía aeroespacial SpaceX dieron luz verde para que los astronautas Bob Behnken y Doug Hurley inicien el retorno a la Tierra desde la Estación Espacial Internacional aunque “se mantienen atentos a las condiciones meteorológicas” por el huracán Isaías.

Los astronautas despegaron desde Cabo Cañaveral (Florida) el pasado 30 de mayo y, después de dos meses, volverán a la Tierra finalizando así la misión Demo-2. Con esto se certificará la capacidad de SpaceX, la compañía de Elon Musk, para realizar viajes espaciales comerciales.

Debido al huracán Isaías, que posiblemente gane en intensidad y alcance la categoría 2, se están evaluando diferentes puntos para que se produzca el aterrizaje en el mar tanto frente a la costa atlántica de Florida como a la del golfo de México.

Si todo sale según lo previsto, SpaceX habrá completado con éxito los viajes espaciales comerciales. Unos sistemas que, una vez certificados por la NASA, se utilizarán en las misiones futuras con las que se pretende volver a poner el pie en la Luna o llegar hasta Marte.

 

Redacción (Agencias)