El 60% de los españoles reconocen que lo primero y lo último que hacen cada día es mirar su teléfono móvil, un dato que se desprenden de la ‘VI Edición del Estudio sobre Adicción al Móvil’ elaborado por Rastreator.

El análisis desvela que los españoles usan cada vez más el ‘smartphone’, una media de 4 horas y 10 minutos al día, una hora más que hace dos años, y el 22 por ciento asegura estar pegado a su teléfono durante más de 5 horas al día.

Además, un 10,8% reconoce que no podría estar ni una hora sin mirar su dispositivo. Estas cifras tienen como consecuencia que, en la actualidad, más de 7,1 millones de españoles se consideran adictos al móvil.

El 30% afirma que le gustaría reducir el uso que hace de este dispositivo pero no sabe cómo, y a un 50%  le preocupa el uso tan intensivo que hacen sus familiares y amigos.

Redacción (Agencias)