A tan solo una semana de que entremos en el mes de agosto, las temperaturas altas y el calor bochornoso empiezan a ser un problema para elegir nuestro calzado

Chancletas, alpargatas, deportivas, sandalias… Todos optamos por la típica solución de “cuanto menos tela mejor”. Sin embargo, elegir un buen calzado de verano es imprescindible para evitar problemas de rodilla, de cadera e incluso de la columna vertebral.

Por ello, hoy os traemos unos consejos que os ayudarán a elegir el calzado perfecto:  

-Deben tener un tacón con una altura de entre 2 y 5 cm.

-Tienen que estar hechos de materiales transpirables.

-La suela debe contar con un mínimo de amortiguación.

Evitamos por tanto los zapatos completamente planos, duros y rígidos, que provocan un sobreesfuerzo muscular en la zona posterior de la pierna. También debemos huir de los tacones demasiado altos, que generan inestabilidad en el tobillo. 

Con estos consejos, ¡disfrutarás aún más del verano!

Redacción (Agencias)