Cientos de drones han iluminado los cielos de la capital de Corea del Sur mientras volaban sobre el río Han para rendir homenaje al cuerpo médico del país. Además de estos agradecimientos, estos aviones no tripulados han lanzado mensajes para recordar las reglas sanitarias imprescindibles para combatir la COVID-19.

Redacción