Delfín Fernández, batería del grupo barcelonés que en la década de los 60 abrió el espectro musical, la manera de grabar y hasta de vestir de una juventud que por primera vez miraba más allá de las fronteras patrias.

La obra ha sido publicada por el sello leonés Chelsea Ediciones, la editorial del músico Alex Díez -Alex Cooper-. “Es la edad. Tocando los tambores con Los Salvajes” es el título del libro.

Los Salvajes fueron uno de los grupos precursores de lo que luego se denominaría el garage rock y el mejor ejemplo español de sonido ‘stoniano’ en los años 60 hasta el punto de que los llamaban los Rolling Stones españoles.

Con los Rolling Stones, The Who y The Kinks como referencias musicales, Los Salvajes se hicieron muy conocidos por sus versiones en español de los Rolling, además de sus temas propios a lo que también ayudó sus aplaudidas actuaciones en aquella televisión en blanco y negro que los dio a conocer en todo el país.

Fernández, que empezó a tocar en la banda con apenas 14 años, compartió la efervescencia de una Barcelona que vivía una época dorada de la música en la que Los Sírex, Los Mustang y Los Cheyenes marcaban el ritmo en una sana competencia con grupos madrileños como Los Brincos, Los Bravos o Los Pekenikes.

Redacción (Agencias).