Las medidas sanitarias han convertido a las mascarillas en un complemento más en el día a día de los españoles, una novedad que las firmas de moda tratan de explotar con la confección de atrevidos modelos que combinen con el resto de la ropa.

La empresa catalana de moda de mujer Tentazioni ya ha puesto en el mercado un catálogo con 15 modelos de mascarillas de distintos colores y estampados, con los que buscan reactivar su economía y paliar las pérdidas, tras varias semanas de cierre.

Mascarillas blancas con pequeños corazones azules, diseños florales, e incluso un estampado que imita la piel de un guepardo son algunas de las originales imágenes que ya se pueden encontrar en el escaparate de sus tiendas.

Sus mascarillas están elaboradas con algodón para hacerlas más agradables al tacto y más atractivas visualmente, pero tienen en el interior un filtro de poliéster homologado para que sean seguras contra el coronavirus.

Los materiales se pueden lavar para reutilizarlos y tienen un precio reducido de 6,99 euros, con el objetivo de convertirlas en un complemento popular entre la moda española.

En la última semana, Tentazioni ha vendido más de 3.000 mascarillas en los cerca de 50 establecimientos que tiene repartidos por toda España, alcanzando su capacidad máxima de producción y agotando toda la demanda.


Redacción (Agencias)