Los Rolling Stones se suman a la lista de músicos que han tenido que aplazar o cancelar sus conciertos por el COVID-19, al verse obligados a posponer su gira por Norteamérica que arrancaba el 8 de mayo en California.

“Estamos muy decepcionados de tener que posponer la gira. Lo lamentamos por todos los fanáticos que lo esperaban tanto como nosotros, pero la salud y la seguridad deben tener prioridad. Todos superaremos esto juntos, y nos veremos muy pronto”, ha dicho hoy la banda en un comunicado.

Todos los integrantes de los Rolling Stones tienen más de 70 años, y han salido de gira por EE.UU. y el resto del mundo de forma ininterrumpida todos los años desde 2012, aunque este año se complicará seguir esa trayectoria.

Anteriormente, la banda británica pospuso varios meses una gira en 2017, cuando Mick Jagger tuvo que someterse a una operación por una complicación cardíaca, aunque posteriormente el artista actuó sin mostrar ningún signo de debilidad.

El coronavirus ha afectado a artistas de todo el mundo, además de conciertos y festivales de todas partes del planeta.

Redacción (EFE)