Música desde los balcones

Cánticos espontáneos y música salen desde los balcones y las ventanas de varias ciudades de Italia, un modo de infundir ánimos a las personas que esperan, confinadas en sus casas, a que pase la crisis del coronavirus.

El Gobierno ha sido claro: todo el mundo debe permanecer en su domicilio a no ser que sea por estrictos motivos de trabajo o de salud y las tiendas que no sean esenciales deben echar el cierre hasta el próximo 25 de marzo para evitar contagios.

Y el país, en líneas generales, está obedeciendo. En las largas horas en casa, la música ha surgido espontáneamente como un instrumento para demostrar cercanía y fortaleza y, en los barrios de algunas ciudades, grupos de ciudadanos han entonado desde sus ventanas coros ya virales en las redes sociales.

En la monumental ciudad toscana de Siena (centro del país) algunos de los integrantes del distrito de la Oca, que participa en el tradicional Palio, irrumpieron en la noche con uno de los himnos más típicos del lugar, el “Canto de la Verbena” o “Y mientras Siena duerme”.

También en las redes sociales surgió la campaña “#Iosuonodacasa” (Yo toco desde casa), con la que músicos como Gianna Nannini, Ermal Meta, Gigi D’Alessio o Fabrizio Moro ofrecen conciertos a través de directos en Facebook o Instagram.

Italia trata de sobrellevar así el “gran esfuerzo” pedido desde el Gobierno para contener la pandemia, que ya ha infectado a 15.113 personas y causado la muerte a 1.016, sobre todo en las regiones del norte, de acuerdo a los últimos datos de Protección Civil.

Redacción (EFE)