Robbie Williams ha revelado que hace casi veinte años le ofrecieron ser cantante de Queen, pero lo rechazó porque sintió que no podría jamás ocupar dignamente el puesto de Freddie Mercury, a quien se refiere como alguien “divino”.

El ofrecimiento tuvo lugar en 2001, cuando Robbie había colocado sus tres primeros álbumes en solitario en el número 1 en Reino Unido después de abandonar Take That. Cuando estaba en plena cima, vaya.

En aquel momento dulce, el cantante se unió a Brian May y Roger Taylor para regrabar ‘We are the champions’ para la banda sonora de la película ‘A Knight’s Tale’ (‘Destino de caballero’).

Tras la grabación, le preguntaron si quería unirse al grupo, pero rechazó la oferta porque tenía “una autoestima muy baja”. “Pensé que les ahorraría la audacia de tenerme intentando subir al escenario hasta el mismo escalón que Freddie. Porque, para mí, él es angelical, es divino. Era demasiado aterrador”, ha dicho.

En cualquier caso, no se arrepiente Robbie de su decisión y, en la misma entrevista, ha asegurado que Queen hicieron la decisión correcta con su actual cantante, Adam Lambert. “Adam es puro talento”.

Redacción (Agencias)