En Gerena (Sevilla), las campanadas se celebrarán a las 12 del mediodía, en el bar, comiendo una docena de croquetas estilo carbonara, porque son las más fáciles de ingerir al ser 12 piezas, y con muchos sabor solidario. Todo el dinero irá para los niños con discapacidad de la asociación del pueblo que ahora mismo está cerrada por la falta de fondos.

La iniciativa, llamada ‘La croqueta coqueta’, es una idea de tres empresarios de la zona y siendo todos tan generosos seguro que el año nuevo les trae suerte.

El 31 de diciembre es un día concreto para que la gente salga a la calle desde por la mañana, y decidieron que las 12 del mediodía era la hora perfecta para dar, por adelantado, la bienvenida al año nuevo.

Redacción (Agencias)