”Beatles For Sale” es el cuarto álbum grabado por The Beatles y fue editado el 4 de diciembre de 1964 en el sello Parlophone. Con un pedido de más de 700.000 discos antes de su publicación, se clasificó enseguida en el número uno de la lista británica, desbancando de la misma a su álbum predecesor, “A Hard Day’s Night”.

En ese puesto estuvo durante siete semanas. Después de bajar durante tres semanas, el 27 de febrero de 1965 volvió a ese primer puesto durante una semana más. El 1 de mayo de 1965 aún volvería a subir otra vez al número 1 y permaneció en esa posición durante tres semanas más. En total sumó once semanas en el primer puesto de la lista británica, de las 46 que pasó en ella.

Este álbum marcó un momento decisivo en la evolución de Lennon y McCartney como letristas, particularmente en Lennon, que estaba cada vez más interesado en componer canciones de naturaleza autobiográfica.

Las tres canciones que abrían el álbum, «No Reply», «I’m a Loser» y «Baby’s in Black», eran referidas a veces como “la trilogía de Lennon”, al haber sido compuestas mayormente por él. En ellas, el autor expresaba emociones como la tristeza o el resentimiento, asuntos inusualmente tratados en la música pop de principios de los años 60.

La cara dos del disco se abría con «Eight Days a Week», tema significativo como uno de los primeros ejemplos de experimentación en el estudio que la banda repetiría en el futuro.

Redacción