¡Que no cunda el pánico! La medida es temporal y se pondrá en marcha sólo en algunas cuentas basadas en Estados Unidos. Así lo ha anunciado el CEO de Instagram, Adam Mosseri.

A partir de la semana que viene, Instagram esconderá los ‘me gusta’. No obstante, los ‘likes’ serán invisibles para terceras personas pero no para el usuario que los recibe. El objetivo es reducir la ansiedad y la presión que genera el número de ‘me gustas’. Además, creen que esto también puede mejorar la experiencia de navegación a través de la red social.

Habrá que esperar a ver si se convierte en algo definitivo. Seguramente a muchos ‘influencers’ y profesionales de esta popular red social no les guste esta propuesta ya que acumular una gran cantidad de ‘likes’ es fundamental para ellos.

Redacción