Una cadena de grandes almacenes con presencia en Estados Unidos, ha lanzado el nuevo catálogo de disfraces de Halloween para niños con un claro objetivo: que todos los niños tengan la oportunidad de disfrutar de esta festividad disfrazados.

En el catálogo se puede encontrar todo tipo de disfraces inclusivos para que los pequeños con distintas discapacidades puedan personalizar cualquier accesorio: sillas de ruedas, andadores, etc.

Los disfraces son fáciles de poner y quitar para los usuarios de sillas de ruedas mediante cierres de velcro. Además, cuentan con fundas para sillas de ruedas, de modo que este elemento pueda convertirse también en parte del disfraz en sí.

Pero el catálogo no termina aquí. Los disfraces contemplan también a aquellos niños con sensibilidades sensoriales especiales con costuras planas, sin etiquetas y equipados con una apertura oculta en el bolsillo frontal para colocar un acceso abdominal en caso de que sea necesario.

Redacción (Agencias)