Denisha Bracey, de Halifax, Nueva Escocia, lleva lidiando con la ansiedad y los ataques de pánico tras su diagnóstico desde que era adolescente. Desde hace dos años, Denisha comparte una relación sentimental con Riley Rankin, que le ofrece apoyo incondicional en los días más difíciles.

El chico le ha regalado un frasco de “píldoras de amor”, una iniciativa para la que necesitó rellenar unas cuantas decenas de cápsulas de gelatina con mensajes positivos y de apoyo completamente personalizadas para que Denisha las leyera cuando lo necesitara.

El joven rellenó un total de 60 cápsulas en dos horas. Entre los mensajes se encontraban frases del estilo: “Tienes la habilidad de hacer felices a todos los que te rodean”, “siéntete orgullosa de ti misma, piensa en todas las cosas que has logrado hasta ahora”, “tu positividad es tan refrescante e inspiradora”.

El post, publicado en julio de este año, ha vuelto a resurgir en redes sociales ante la conmemoración este jueves, 10 de octubre, del Día Mundial de la Salud Mental.

Redacción (Agencias)