Bajo el lema “Bebe como si hubiese mañana”, un laboratorio de San Francisco asegura haber hallado el remedio definitivo para la resaca: un probiótico modificado genéticamente que se toma antes de la ingesta de alcohol para prevenir los molestos dolores de cabeza y malestar del día siguiente.

Envasada en pequeñas botellas translúcidas de 15 mililitros, ZBiotics ya está de venta al público por internet y en algunas tiendas físicas de Estados Unidos, y sus creadores explicaron a Efe que se han “limitado” a copiar un proceso natural y dirigirlo específicamente a tratar la resaca.

Desde ZBiotics insisten en tildar de “natural” el producto que comercializan porque, a su juicio, se limitan a replicar un proceso que ya ocurre dentro del cuerpo humano pero en un órgano distinto.

La bacteria elegida es Bacillus subtilis. Esta misma enzima ya existe de forma natural en el hígado, pero Zbiotics la “traslada” a los intestinos, donde el etanal se “rompe” antes de que pueda derivar en acidez y por tanto dolores de cabeza y malestar generalizado.

El producto está diseñado para operar mientras se bebe y mientras se duerme, de manera que debe tomarse antes de la ingesta de alcohol o en el momento de la misma y cada botellita cuesta entre 9 y 12 dólares según la cantidad de unidades que se compren.

Redacción (EFE)