Después de un estudio de un año, un equipo internacional de científicos, dirigido por el profesor Neil Gemmell, asegura que el llamado monstruo del lago Ness no es un dinosaurio pero podría ser una anguila gigante.

El profesor Gemmell y su equipo aseguran que no se halló ADN de reptiles en el lago, pero sí numerosos rastros de otro animal: anguilas. De hecho, les sorprendió la abundancia de este animal, que puede llegar a medir hasta 4 metros.

“Creo que podemos estar bastante seguros de que no hay un reptil gigante y escamoso nadando alrededor del lago Ness ¿Es posible que lo que la gente está viendo sea un anguila gigante? Bueno, tal vez” indicó Neil Gemmell.

Cientos de muestras de agua fueron tomadas del lago y llevadas a un laboratorio. A medida que las criaturas se mueven a través del lago, dejan pequeños fragmentos de ADN a través de su piel, escamas, plumas, pelaje, heces y orina, que pueden usarse para identificar animales.

El investigador Neil Gemmell cree que no importa lo que la ciencia revele, siempre habrá personas buscando a Nessie.

Carlos Pinto