Lo primero que tenemos que saber es que Corea del Sur es uno de los países con las jornadas laborales más largas del mundo, así que los empleados se las han ingeniado para darle una pizca de color a esos días más duros.

Pongamos cifras. Se trata de la nación desarrollada que tiene la jornada laboral más larga, una media de 2.069 al año por trabajador (aunque México y Costa Rica son los países que ocupan la primera y segunda posición del ránking).

Bien, entonces, ¿cuál es la extraña forma de los surcoreanos para hacer frente a tantas horas?

Llevarse la casa al trabajo. Tan fácil como eso, decoran su escritorio como si fuera su propio hogar. Mucho color, minihumificadores, purificadores de aire, esterilizadores de vasos, objetos decorativos, figuritas de series y películas favoritas… Todo límite está en la imaginación de cada uno.

Si te paras a pensarlo, es lo más normal del mundo si pasas más tiempo en la oficina que en tu casa. Ver más las caras de tus compañeros de trabajo que de tu familia…puede volver loco a cualquiera

Algunos lo han llamado #Deskterior y es una tendencia en alza en el país. Sobre todo es un movimiento popular entre los millennials: el 44,6% de los veinteañeros y el 36,5% de los treintañeros lo practica en comparación con el 26,9% de los que tienen 40, según una encuesta realizada en 2017 a 788 personas por el motor de búsqueda Job Korea.

Según esta encuesta: “El 68,8% de los trabajadores de oficina afirma que está interesado en decorar su escritorio”.

 

Qué mejor forma de ir feliz a trabajar, los surcoreanos lo tienen claro: quieren estar a gusto en el sitio donde más horas pasan.

Sandra Viñas (Redacción KISS FM)