La Federación Española de Donantes de Sangre ha puesto en marcha un verano más la campaña divulgativa y de sensibilización ciudadana Olimpiada Roja 2019 para animar a los españoles a seguir donando durante el periodo vacacional, en el que se altera en muchos casos la regularidad de las donaciones.

En verano, los cambios de hábitos, en especial los desplazamientos del lugar habitual de residencia, hace que los donantes habituales no acudan o pospongan su acto de donación, y eso, según la federación, provoca desajustes en las reservas.

“Es una obviedad, pero tal como venimos diciendo desde hace muchos años, ‘las enfermedades o accidentes, no toman vacacionales'”, ha advertido.

Por ello, ha pedido a los donantes habituales que, si es posible, donen antes de las vacaciones o incluso en el lugar donde se hayan desplazado, porque sólo en el mes de agosto que va a comenzar se van a necesitar algo más de 150.000 donaciones.

Redacción (Agencias)