Científicos de seis países, entre ellos españoles, han logrado diseñar un nuevo proceso de producción de placas solares para hacerlas más eficientes en la transformación de la energía solar en electricidad al conseguir que las celdas mantengan su característico color negro.

El sincrotón ALBA informa en un comunicado de que los científicos, liderados por la universidad de Leuven de Bélgica, partieron para su estudio de la experiencia de las placas solares construidas con perovskitas de haluros de metal, excelente material para captar la energía solar, con un promedio récord del 24 por ciento en la conversión de esa energía en electricidad y con unos costes de producción relativamente bajos.

los científicos se plantearon el reto de buscar nuevos métodos para que el rendimiento de las celdas fuera más alto al no perder el color negro de las placas, que es hasta el momento el más eficaz. La pérdida de ese color se debe a algunos materiales de perovskita, como el triioduro de plomo cesio, que transforman el tono de la placa de negro a amarillo, lo que les hace perder eficacia.

Los científicos han conseguido una unión más fuerte entre la perovskita y el cristal que la sustenta, de manera que éste último funciona como un molde que fija el color e impide la conversión del negro en amarillo.

Redacción (Agencias).