Hay pocos artistas que despierten tanto fanatismo en el público como la artista estadounidense. Tanto es así que la cantante ya ha sido acosada alguna vez por otros fans a lo largo de su carrera musical.

En 2017 ya se vivió un caso parecido, uno de sus seguidores merodeó durante semanas el edificio de su apartamento de Nueva York. Esta vez ha sido diferente puesto que el supuesto seguidor iba armado.

Varios vecinos dieron la alarma y la policía detenía a un hombre con una mochila cargada con armas blancas como un bate de béisbol, una palanca para abrir cerraduras, destornilladores… El hombre, tras ser interceptado antes de colarse en la casa, se autoidentificó como fan de la artista que, además, venía de visitar las ciudades Nashville y Memphis, urbes estrechamente relacionadas con la intérprete. Según él, “estaba tratando de ponerse al día con Taylor para que ella pudiera ayudarlo con su carrera musical”.

Redacción (informativos).