Demos, disfraces, instrumentos musicales y hasta una carta escrita por Tupac Shakur. Estos son solo algunos de los más de 70 artículos que Darlene Lutz, la exasesora de arte de Madonna, está subastando junto a la casa de subastas Gotta Have Rock & Roll. Tras dos años de lucha en los juzgados, la reina del pop ha visto como un juez desestimaba su petición y ha decidido jugar sus propias cartas.

Junto con Patrick Leonard, su coautor y coproductor, Madonna ha compartido en YouTube varios demos del disco Like a Prayer, “grabados el día en que fueron escritos”, con la que espera “que esto detenga la venta de ese casete en una subasta”.


La cantante, que actualmente está sumergida en la promoción de su nuevo álbum, Madame X, dijo ante el juez que su fama “no anula mi derecho a mantener mi privacidad”. Leonard también ha escrito en la descripción del vídeo de “Cherish” sobre los artículos que se están subastando, diciendo que “no es de ellos para que lo anden vendiendo”.

Redacción (Agencias).