El metro de Viena ha empezado a “perfumar” algunos de sus trenes para ayudar a combatir los malos olores que se generan y acumulan en los vagones en los meses de verano.

Estos cuatro vagones, que circularán en una primera fase solo este mes por las líneas U1 y U6, las más transitadas de la capital austríaca, se distinguen por la decoración de sus puertas, con imágenes de flores con fondos de varios colores.

Los aromas, que acceden a los vagones a través del sistema de ventilación, son cuatro en total: púrpura “Relax”, verde “Energizante”, naranja “Fresh White Tea” y rosa “Happy Joy”.

La compañía ha lanzado una encuesta online para determinar cuál es el aroma favorito de los usuarios, y en función de los resultados, estudiará cómo proceder durante el mes de agosto y el verano de 2020.

El pasado verano también adoptó una curiosa iniciativa, al repartir 14.000 desodorantes entre sus usuarios, siempre con el mismo objetivo: combatir los malos olores humanos en verano.

Redacción (Agencias)