Un estudio de la Universidad Vanderbilt ha dictaminado que los perros son más inteligentes que los gatos, en función del número de neuronas que cada especie atesora en su corteza cerebral.

Se trata del primer estudio que realmente cuenta el número de neuronas corticales en el cerebro de varios carnívoros. La investigación encontró que los perros tienen alrededor de 530 millones de neuronas corticales, mientras que los gatos tienen alrededor de 250 millones. El cerebro humano posee 16 mil millones.

Como curiosidad, para los carnívoros más grandes, la proporción de neurona a cerebro es más baja. El cerebro de un golden retriever tiene más neuronas que una hiena, un león o un oso pardo, a pesar de que los depredadores más grandes tienen cerebros hasta tres veces más grandes. El oso es un ejemplo extremo. Su cerebro es 10 veces más grande que el de un gato, pero tiene aproximadamente el mismo número de neuronas.

Redacción (Agencias)