Una investigación de la Universidad de Granada ha demostrado que los niños que van solos al colegio tienen más autonomía y una mayor capacidad para tomar decisiones.

El equipo de la Universidad de Granada, perteneciente al grupo de investigación PROFITH, ha demostrado que la movilidad activa, trasladarse al colegio caminando o en bicicleta, y hacerlo sin la compañía de adultos, aumenta la percepción de seguridad del trayecto que tienen los niños y su propia autonomía.

Los datos se han obtenido en un estudio con 745 niños de entre 6 y 12 años. Además, los investigadores han concluido que el desplazamiento activo al colegio es, por otro lado, una fuente de actividad física en los escolares que promueve un estilo de vida más saludable.

Redacción (Agencias)