Las personas que se desplazan en bicicleta al trabajo o al centro de estudios al menos una vez por semana tienen un 20 % menos de riesgo de padecer estrés que las que no pedalean nunca, según un estudio del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal).

La investigación, publicada en la revista ‘BMJ Open’, destaca que las personas que van en bicicleta cuatro días a la semana reducen el riesgo de estrés hasta el 52 % en comparación con las que viajan en otros tipos de transporte.

El estudio explica que, en general, las personas utilizan más la bicicleta cuando los desplazamientos son más cortos, y cuando tienen estaciones de bicicletas públicas cerca de sus domicilios y centros de trabajo o estudio.

Además, los resultados de la investigación muestran que el riesgo de padecer estrés es menor cuando el entorno urbano es más amable para ir en bicicleta, gracias a la existencia de estaciones públicas cercanas y carriles bici.

Redacción (Agencias)