El Museo Madame Tussauds de Nueva York retiró recientemente la estatua de cera de Beyoncé a raíz de las críticas que ha recibido en redes sociales por el escaso parecido que hay entre esta réplica y la apariencia real de la cantante.

Según publicó hoy el periódico The New York Times, en la tarde del jueves la estatua a tamaño real ya no se encontraba expuesta en el museo de Manhattan, después de que esta semana los visitantes publicaran fotografías de la misma haciendo alusión a aspectos como un tono de piel mucho más claro o unos rasgos irreconocibles.

El museo, que no ha precisado cuándo volverá a exponer la figura de Beyoncé, alegó que la iluminación combinada con los flashes de las fotografías puede “distorsionar” el color de las estatuas de cera, algo que sus creadores no pueden prever en el momento de realizarlas.

Redacción (Agencias)