El verano ya está a la vuelta de la esquina, noches de playa, luna, mar… y amores de verano, eso sí, si quieres que sea un amor de los de recordar mejor olvidarse de algunos perfiles.

Según un grupo de investigadores de la Universidad de Roma La Sapienza, es mejor que evites los ‘gamers’. Para los científicos, reciben este calificativo aquellos que dedican al juego más de una hora al día. Las conclusiones son claras, un ‘gamer’ no será el perfil ardiente para las noches de verano, los autores explican que la correlación entre una baja libido y un abuso de los videojuegos se encuentra en el estrés que ocasiona este tipo de hobbie. Tener un mando entre las manos muchas horas aumenta el estrés y este, la prolactina en sangre. La consecuencia no es otra que la disminución notable del deseo sexual.

Redacción (Agencias)