Una pizza de casi dos kilómetros de extensión elaborada en el noreste de Los Ángeles, en Estados Unidos, se ha alzado con el título de la “pizza más larga del mundo”.

Decenas de personas y chefs han trabajado en la elaboración y cocción de la pizza que ha alcanzado 1,93 kilómetros de largo. El peso total de la pizza ha llegado a los 7.808 kilos.

Hasta hoy, el récord Guinness de la pizza más larga se registró en 2016 en Italia, en donde se preparó una de 1,85 kilómetros.

Para preparar la pizza hicieron falta tres hornos industriales que funcionaron sin parar durante ocho horas. El resultado final será donado a bancos de alimentos locales y albergues para desamparados.

Redacción (EFE)