Cuando uno bucea por los portales de compraventa en Internet se puede encontrar las cosas más surrealistas. Por ejemplo, hoy hemos hablado quien regala vacas por estar hasta las narices de que se le escapen o quien pretende dar salida a un “antispinner” por 200 euros.

 

comprikiss